Análisis técnico Bolsas y Mercados 12/01/2015

BOLSAS Y MERcados analisis tecnico
Si hay una empresa con la albergamos pocas dudas de su calidad y fiabilidad en la entrega de su dividendo esa es BME. Se trata de una empresa sin deuda que tiene unos beneficios recurrentes y que reparte prácticamente todo lo que gana y en algunos casos incluso más de lo que gana.

Su negocio es claro, se lleva una parte en cada operación de compra venta de acciones, derivados o renta fija. Si la empresa ha seguido manteniendo beneficios en los peores años de la crisis en los que bajó considerablemente la contratación en los mercados financieros es perfectamente comprensible que BME aumente sus beneficios en la medida que las condiciones macroeconómicas vayan mejorando.

Es la típica empresa que vemos muy difícil que pueda quebrar, sobre todo por la ausencia de deudas y porque consigue sus resultados con un nivel de eficiencia muy alto, necesitando relativamente pocos recursos materiales y humanos para generar beneficios.

En nuestro plan hacia la independencia financiera esta acción es una auténtica joya que todo el mundo debería tener en sus carteras.

Análisis de BME para largo plazo

Como hemos dicho con BME podemos estar relativamente confiados puesto que es una acción que tiene un flujo de caja muy estable y previsiblemente creciente en el tiempo. Esto no quiere decir que podamos comprar BME y olvidarnos completamente de ella como se propugna en los seguidores del BUY & HOLD puesto que todas las acciones pasan sus ciclos bursátiles y cualquier valor por sólido que parezca puede alejarse bastante de su precio razonable y experimentar bruscos reajustes que podríamos evitar con nuestro análisis de etapas.

No parece que sea este el caso de BME. A los precios actuales tiene un PER de 16 que si bien no es bajo desde luego no hace pensar que su valoración esté excepcionalmente inflada. Reparte cerca de un 5% de dividendos anuales que multiplica por 10 la rentabilidad ofrecida por los depósitos a un año.
Técnicamente el valor explotó al alza a mediados de 2012 y desde allí viene desarrollando una tendencia alcista muy fuerte que le ha llevado a tener un 200% de revalorización desde mínimos a los máximos de mediados de 2014.

Desde ahí el valor lleva unos meses de lateralidad que más bien podríamos tomar como una consolidación de precios previa a iniciar una nueva fase alcista.

En octubre hubo una corrección que la hizo atravesar a la baja la MM30 pero que no la hizo perder el soporte más importante hasta el momento sobre los 27€.

Si estamos comprados éste sería el soporte que nos marcaríamos para deshacer nuestras posiciones puesto que para perder los 27€ tendríamos que ver al valor un 20% más debajo de su cotización actual y haber cruzado a la baja la MM30 que además se habría tornado claramente descendente. Hasta ese nivel yo estaría muy tranquilo con BME.

Para los que quieran ir incorporándose al valor recomendamos ir entrando paulatinamente. No hay que olvidar que BME viene de unas alzas muy importantes en un pasado cercano y podríamos ver al valor más abajo si los índices generales se tornan bajistas.

Podríamos hacer una compra de un 25-30% de nuestra posición en las cercanías de 31€ donde debería rebotar.

Análisis de BME para trading

Si bien hay valores con mejor aspecto técnico en estos momentos, estamos viendo como BME está respondiendo mejor que el mercado en estos días de gran volatilidad. Cuando sube lo hace más que el mercado y cuando baja lo hace en menor proporción.

Podríamos intentar entrar confiando en la continuación de la tendencia alcista de CP a unos precios cercanos a los 31€ con un stop en cierres por debajo de los 30,40€.
No hay signos de sobrecompra por lo que las alzas podrían llevar al valor hasta los entornos de los 35€ que son los máximos históricos ajustados por dividendos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *