Cómo ahorrar gas natural en casa

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)

Loading...
como ahorrar gas natural en casa

¿A qué temperatura pones la calefacción? Si la respuesta es superior a 21 grados déjame decirte que cada grado de más en el termostato es como si le hicieses un pequeño agujero a tu cuenta corriente por donde se filtran cada mes un buen puñado de euros.

Una vivienda de 4 personas en España puede gastar de media unos 1350 € anuales en energía. De esta cantidad, la mitad corresponderá a la factura de calefacción, siendo la caldera de gas natural la más usada en las viviendas actuales.

El gasto puede variar muchísimo en función de cómo sea nuestra vivienda. Calentar un chalecito unifamiliar puede consumir más del doble de energía que calentar un piso y ya no digamos si en lugar de tratarse de un adosado hablamos de una casa aislada.

También los últimos pisos o áticos son más fríos que los pisos intermedios puesto que en este caso estaremos aprovechando el calor de las calefacciones de los vecinos.

Aprende cómo ahorrar gas natural en la calefacción de tu hogar

A continuación vamos a repasar una serie de consejos que habría que cumplir para saber cómo ahorrar gas natural en casa y mantener la factura a raya.

. No subir la temperatura por encima de los 20 grados. Esta es una temperatura agradable para estar en una vivienda y manteniendo el termostato en ese nivel lograremos un buen equilibrio entre comodidad y consumo de gas natural en casa. Si te gusta estar en manga corta en casa durante todo el año debes tener en cuenta que ese exceso de temperatura se paga y muy caro en la factura.

. Bajar la temperatura por la noche. Bien arropados con un buen edredón nórdico tendremos igual sensación de confort tanto a 16 como a 20 grados. Es más, la mayoría de las personas duermen mejor si la temperatura de la estancia está cercana a 16 grados.

Si dejamos la calefacción muy alta por la noche estaremos despilfarrando un montón de energía que no estamos disfrutando por la sencilla razón de que por la noche estamos dormidos y lo único que queremos es tener un sueño que nos permita descansar. Si subimos mucho la calefacción y dormimos cerca de un radiador, el fogonazo de calor cada vez que salta el termostato puede despertarnos perjudicando nuestra calidad de sueño.

. Apaga la calefacción cuando no estés en casa. Existe un mito muy extendido que dice que el consumo de energía es menor si mantenemos una temperatura estable durante todo el día. Esto no es cierto. Si no apagas la calefacción durante las horas de tu jornada laboral el único que se estará beneficiando de ese calorcito será tu gato en el caso de que lo tengas.

Si apagas la calefacción durante pongamos 4 horas el consumo en ese período será cero y aunque baje mucho la temperatura y luego le cueste un buen rato hasta que consigue de nuevo la temperatura marcada, siempre será menor que tener que mantener una casa caldeada durante un período de tiempo más o menos largo.

. Evita las fugas de calor. Una gran parte del calor se escapa por las rendijas de las puertas y ventanas. Una manera de ahorrar una gran cantidad de gas natural en casa es aislando bien las juntas de las ventanas, poniendo burletes en la puerta exterior, dotando la casa de doble acristalamiento y por último no olvidándonos de bajar las persianas por la noche.

Siguiendo estos prácticos consejos verás cómo ahorrar gas natural en casa es sencillo y muy beneficioso para la economía familiar.

Si te ha gustado el artículo subscríbete a nuestra lista de correo y te avisaremos cada vez que publiquemos uno nuevo.

Tostadas al radiador por Payorivero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *