Comprar o alquilar: el eterno dilema

comprar o alquilar

No hay una única respuesta válida para esta pregunta. Hay que analizar muchos factores para ver si nos merece la pena comprar una casa o por el contrario deberíamos pasar algún tiempo de alquiler.

En primer lugar tenemos que analizar los factores personales de cada uno:

No es lo mismo una pareja de funcionarios con dos hijos que una pareja de freelance sin hijos. En el primer caso, por tener los trabajos más o menos cerca, por el colegio de los hijos, por tener a las familias cerca, puede que tengan bastante claro que van a vivir una parte importante de sus vidas en la misma vivienda. En ese caso, teniendo en cuenta otros factores que luego analizaremos, es posible que la opción de compra sea la más aconsejable.

Pero desgraciadamente el mercado laboral no se caracteriza actualmente por la estabilidad, con lo que comprar una vivienda puede ser una losa que nos limite demasiado la movilidad laboral en busca de mejores oportunidades. En casos así podría ser mucho más recomendable un alquiler.

Alquilar en zonas caras, comprar en zonas baratas

Por norma general, en las mejores zonas de cada ciudad, el precio del metro cuadrado suele estar disparado. La compra de una de estas viviendas conllevaría una cuota de hipoteca que en la mayoría de los casos sobrepasaría con mucho la mensualidad de alquiler.

En este sentido podríamos estar disfrutando de una vivienda de gran nivel durante un tiempo, que no nos podríamos permitir en el caso de que tuviésemos que comprarla. El alquiler nos permite vivir en muy buenas zonas aunque no tengamos un patrimonio excepcional.

En las zonas donde se encuentran las viviendas más baratas, los alquileres son igualmente mucho más baratos que en las mejores zonas, pero la diferencia con la cuota que deberíamos pagar por una hipoteca es también mucho más pequeña.

En este caso, si vamos a vivir una cantidad grande de años en esa vivienda lo más recomendable sería sin duda la compra puesto que por el mismo importe, al cabo de unos años la vivienda sería ya nuestra.

Ahora puede ser el momento de comprar

La fase del ciclo económico en la que estemos es también un factor muy importante a la hora de tomar la decisión entre comprar o alquilar.

comprar o alquilar eterno dilemaSi los precios de los inmuebles llevan un tiempo bastante amplio creciendo sin parar puede que nos encontremos no ya en una burbuja, sino en una fase expansiva del ciclo en la que los precios se alejan demasiado al alza de lo que podría ser una tendencia normal de mercado.

¿y cómo sabemos cuanto es un crecimiento normal del mercado de viviendas?

Históricamente el mercado inmobiliario no ha ofrecido una evolución del precio tan grande como lo han hecho las cotizaciones bursátiles.

Si tomamos los últimos 50 años descontando la inflación, la bolsa ha crecido a un 6% anual de media. Los inmuebles se han quedado en cifras en torno a un 4%. Evidentemente si la economía tiene una inflación del 3% y el precio de la vivienda está creciendo año tras año a un 17% nos estamos alejando de lo que sería una tendencia alcista sana de los precios y tarde o temprano llegará la corrección.

Ahora mismo nos encontramos en esa fase correctiva. Los precios están purgando todos esos excesos asumidos durante la etapa de la burbuja inmobiliaria. El ajuste de precios anda más o menos por el 40% de media, pero hay zonas en las que determinado tipo de viviendas han perdido más del 60-70% de su valor.

Podríamos esperar a que los precios empezaran a remontar para tener una tasa de acierto más segura en nuestra inversión, pero si lo que estamos pensando es si comprar o alquilar, ahora podría ser un buen momento para comprar porque aunque los precios puedan continuar cayendo la lógica del mercado nos dice que las caídas puede que estén cerca de su fin y podrían empezar a subir los precios en cualquier momento.

Fotos de Turkeychik y Top rural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *