¿Estás preparado para perder dinero?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)

Loading...
preparado para perder dinero

Si piensas que en esta web te vamos a dar la receta para incrementar tu patrimonio exponencialmente y sin riesgo déjame decirte que estás en el sitio equivocado.

Ningún gran inversor en el mundo empezando por Warren Buffet y terminando por George Soros, puede decir que no ha tenido pérdidas en bastantes de las operaciones que ha llevado a cabo.

Lo que diferencia a estos y a otros muchos inversores profesionales del pequeño inversor particular es lo siguiente:

¿Estás realmente preparado para perder dinero?

El profesional toma las pérdidas como algo normal, que forma parte del mundo de las inversiones. Unas operaciones salen como esperamos y otras no, lo que importa es que el cómputo total de nuestras operaciones arroje un saldo positivo y que la rentabilidad obtenida sea como mínimo la que nos marcamos como objetivo para cada ejercicio.

Siempre que hagamos una compra de acciones tenemos que tener muy claro dónde fijamos nuestro stop de pérdidas.

Saber fijar un buen nivel de stop loss es de vital importancia para nuestra estrategia global de inversión porque si lo fijamos demasiado ajustado a nuestro nivel de entrada, el stop nos sacará en bastantes ocasiones del mercado y en algunas de ellas posteriormente la cotización remontará y nos estaremos perdiendo movimientos al alza que pueden ser muy vigorosos, mientras que si ponemos un stop demasiado alejado puede que el mercado nos acabe echando en menos ocasiones pero una mala racha en unas cuantas operaciones nos puede dar un sustancial bocado a nuestro capital así como a nuestra confianza como inversores.

No perder a largo plazo

La primera premisa que debemos tener si queremos hacernos con un buen capital a largo plazo es la del mantenimiento de nuestro patrimonio. Esto no quiere decir que tengamos que triunfar en cada una de las operaciones que abramos, sino que las pérdidas que nos supongan las operaciones perdedoras sean muy pocas en comparación con la rentabilidad que nos ofrece las operaciones ganadoras.

Muchos inversores compran un determinado valor y se ponen muy felices porque los primeros días la tendencia les acompaña y van ganando algo de dinero, pero de repente la cotización toma la dirección contraria y entran en pérdidas. Al no tener un nivel de stop claro, esperan y esperan confiando en que la cotización se dé la vuelta en algún momento pero el valor no hace nada más que bajar y bajar y cuando nos queremos dar cuenta ya llevamos un 25% de pérdidas y claro teniendo esa pérdida latente cómo vamos a vender ahora.

Es muy difícil reconocer que nos hemos equivocado y esto lo tratamos de enmendar con otro error que es tomar la decisión de dejar esas acciones ahí, en un limbo financiero, esperando que algún año la confluencia de alfa centauro con la osa menor impulse la cotización cerca del precio al que hemos comprado. ¿os suena esta historia verdad?

Nuestro objetivo debe ser que nuestra forma de operar y nuestros resultados se parezcan lo más posible a los de los profesionales y os voy a decir una cosa, un profesional nunca permitiría que el valor de las cotizaciones de su cliente cayese un 40%, un 50% o un 60% y se mantuviese impasible ante ello. Imaginaros como le iba a explicar a su cliente que el valor que él le recomendó ha caído un 50% y no ha vendido a tiempo para evitar esas terribles pérdidas.

Telefónica llegó a cotizar casi a 29€ y luego bajó por debajo de 9€. Los que compraron en máximos han llegado a perder un 69% y eso en un valor director de la bolsa española. Esto lo tenemos que evitar y la solución es la fijación sistemática de stop loss.

Pero ¿esto cómo se consigue?

Cortando las pérdidas cuanto antes y dejando que las operaciones ganadoras nos den unos buenos réditos o dicho de otra manera, dejar correr los beneficios.

El estudio del análisis técnico nos va a aportar los conocimientos necesarios para saber interpretar los mejores momentos de entrada y salida en cada valor. Poco a poco iremos viendo cuáles son los indicadores y gráficos que nos van a definir esos momentos óptimos de entrada en los que la relación riesgo beneficio es más favorable.

Estos conocimientos unidos a unos principios generales que iremos viendo como la diversificación, las entradas escalonadas y el tener un plan o estrategia de inversión pormenorizado nos van a poner en camino hacia la independencia financiera que es el propósito principal que intentamos compartir con cada uno de vosotros.

Foto por Carlos Bussenius.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *