¿Qué inmueble comprar para alquilar?

comprar para alquilarEn esta web hemos hablado mucho de la renta variable y su gran potencial como generador de rentas vía dividendos y revalorización, pero una vez que se llega a un determinado nivel de patrimonio no estaría mal como opción de diversificación la idea de comprarse una vivienda con el objetivo de alquilarla y obtener una renta de ella.

Cómo acertar a la hora de comprar un piso para alquilar

Cuando nos planteamos la inversión en inmuebles para alquiler tenemos que cambiar el chip completamente. No podemos pensar en qué casa nos gustaría a nosotros para vivir porque posiblemente estemos metiendo un factor emocional que no es lo más adecuado para realizar esta inversión.

Tenemos que dejar que nuestra mente analítica lleve los mandos en todo el proceso de búsqueda y adquisición y tomar el piso que compremos como lo que es, un instrumento para ganar dinero. No tiene ni siquiera que gustarnos.

¿Es buen momento para comprar viviendas y alquilarlas?

La realidad inmobiliaria en España es muy distinta por lo que no se puede dar una respuesta certera a esta pregunta.

La demanda de alquileres se comporta de manera muy diferente dependiendo fundamentalmente de la ubicación de la vivienda, y además las variaciones de precios tampoco han seguido un patrón uniforme estos últimos años.

Aún así las grandes bajadas de precio experimentadas en muchas localidades españolas han hecho que el momento actual sea quizás uno de los mejores en los últimos 50 años para comprar una vivienda como inversión.

Son muchos los inversores que están comprando viviendas con este objetivo, y no sólo hablamos de particulares. Grandes fondos de inversión americanos y europeos están tomando posiciones en grandes cantidades de inmuebles en nuestro país.

¿Qué tipo de vivienda es mejor como inversión?

En primer lugar debemos tener en cuenta el factor más importante de todos. El precio del inmueble. Este valor va a ser sobre el que al fin y al cabo vamos a obtener una cifra de rentabilidad de nuestra inversión, pero aún siendo un factor muy importante no debe ser el único que determine la decisión de compra.

Actualmente hay zonas que han bajado muchísimo el precio. Pisos que llegaron a costar 140.000 en plena burbuja ahora los podemos encontrar por 40.000 euros o menos.

Debemos huir un poco de los casos extremos porque esos precios tan exageradamente bajos seguramente se deban a que a fin de cuentas van a ser casi inalquilables.

La mayor parte de la demanda de pisos se centra en pisos de 2 o 3 dormitorios y con buena ubicación, o al menos con buena comunicación hasta el centro de la ciudad.

No debe importarnos tanto que el piso necesite una reforma porque hay muchas maneras de reformar un piso, y adecentarlo lo necesario para que se animen los inquilinos no tiene por qué costarnos más de unos pocos miles de euros.

Ejemplo práctico de rentabilidad por alquiler.

  • Piso en barrio periférico pero muy bien comunicado con el centro de una gran ciudad: 50.000 €
  • Reforma 5.000 €
  • Alquilado por 500€/mes.

Rentabilidad: 6.000€/año /55.000€= 10,9%

Estas cifras son perfectamente alcanzables y con los depósitos rentando al 1% os dejo a vosotros mismos las conclusiones.

Si quieres recibir en tu mail un aviso cada vez que publiquemos una entrada solo tienes que dejarnos tu correo electrónico.

Imagen de Me dais poca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *