Rompe tus tarjetas de crédito: Ventajas de la de débito

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)

Loading...
ventajas tarjeta debito

La tarjeta de crédito es para muchas personas lo mismo que una bolsa de gominolas para un niño de 4 años.

Si no se tiene no se va a echar de menos pero si la llevan en el bolsillo van a tener que hacer uso de toda su fuerza de voluntad para no echar mano de ella.

Para quien no sepa aún las diferencias entre una y otra:

Cuando hacemos un pago con la tarjeta de débito nos estarán detrayendo de nuestra cuenta simultáneamente esa cantidad y el límite estará en el saldo con el que contemos.

Por el contrario la tarjeta de crédito nos permitirá seguir haciendo compras hasta llegar al límite mensual que tengamos fijado aunque no nos quede un solo euro en la cuenta.

Si nuestros gastos mensuales son mayores que nuestros ingresos tenemos dos formas de atacar el problema:

Por la vía de los ingresos: aumentando estos cambiando o consiguiendo otro trabajo, creando un negocio.

Por la vía de los gastos: Reduciendo éstos en primer lugar en las partidas que resulten más prescindibles.

En cualquier caso, lo que nunca deberemos hacer para financiar nuestro déficit es echar mano de la tarjeta de crédito.

Los intereses que deberemos pagar son mucho más altos que los ofrecidos por un préstamo de nuestra entidad bancaria y además debemos hacer una previsión de fondos para tener saldo cuando se vaya a producir el cargo de la tarjeta en la cuenta porque en caso de no poder pagarlo, los intereses que nos cobrarán posteriormente por la deuda van a ser un auténtico sablazo.

Ventajas de la tarjeta de débito

Hay muchos bancos en los que las tarjetas de débito son gratis año a año, sin embargo las de crédito suelen embaucarnos con ofertas de un primer año gratis y a partir de ahí una cuota que puede ser hasta de 30 € al año.

Si estás pasando por una racha de muchos gastos, después de intentar recortar los gastos superfluos, puedes dirigirte a tu banco y solicitar un préstamo. El interés siempre será más bajo que el que nos cobren con la tarjeta de crédito.

La única razón por la que podría admitir el uso de una tarjeta de crédito es para pagar determinados gastos en viajes al extranjero en los que no hay otra manera de abonarlos. Por ejemplo si tratas de alquilar un coche es frecuente que la compañía de alquiler te obligue a pagar con tarjeta de crédito en la que te puedan bloquear una cantidad de dinero esperando a la liquidación final con la devolución del vehículo.

Imagen de Anthrocopy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *