Usa el tupper para comer en el trabajo y ahorrarás miles de euros

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)

Loading...
ahorrar comiendo en el trabajoComer fuera es un lujo. Tanto si lo haces a diario por tener jornada partida en el trabajo, como si lo haces los fines de semana en plan familiar tengo que decirte que para muchas familias comer fuera es un gasto demasiado elevado del que se podría prescindir o al menos recortar en gran medida.

Sigue leyendo y verás como te sorprendes hasta qué punto el comer fuera a diario está torciendo tu camino para ser libre financieramente mucho más pronto de lo que piensas.

Si tienes jornada partida en tu trabajo y estás acostumbrado a comer en algún bar o restaurante cada día, a poco que te gastes 9 ó10€ en un menú barato, estarás pegándole un hachazo a tu cuenta de 220 € todos los meses.

Si trabajáis los dos esta cifra será entonces de 440 €.

Prepararse la comida en casa y llevárnosla al trabajo, que es lo que hacen los trabajadores de la mayoría de ciudades europeas, tiene varias ventajas.

Por lo general es mucho más sano que las comidas con exceso de grasas y sal que suelen dar en los menús del día.

Llévate el tupper para comer en el trabajo

Preparar la comida en casa puede costarnos la décima parte de lo que nos cuesta comer fuera.

Hagamos un poco de números:

Supuesto:

Jorge tiene 25 años y tiene un trabajo con jornada partida. Actualmente se ahorra uno 220 € al mes llevándose la comida de casa y está invirtiendo esa cantidad mensualmente en bolsa obteniendo un 8% anual (rentabilidad media histórica de la bolsa).

Suponemos que esa cantidad es su único ahorro anual.

Al cabo de 20 años, cuando tenga 45 años habrá acumulado un capital de 163.000 y cuando tenga 50 años llegará a los 253.000 €.

Esta cantidad, a una edad de 50 años y a un tipo de interés del 8% nos da una renta vitalicia de 1836 €/mes. Increíble ¿verdad?

Jorge, solamente por el hecho de llevarse la comida hecha de casa podrá jubilarse 17 años más joven que sus compañeros, con una pensión de 1836€ al mes y seguramente mucho más sano que ellos.

¿Tú crees que ha sido mucho sacrificio para Jorge? Seguro que no. Es sólo un hábito, nos va a costar incorporarlo a nuestra rutina unas pocas semanas y a partir de ahí lo veremos tan normal como ir a comer fuera.

No vamos a ser ni más ni menos felices por no ingerir el menú del día, pero lo que sí que va a tener una influencia increíble sobre tu nivel de bienestar es el hecho de poder jubilarte a los 50 años.

Y esto solamente ahorrando en este aspecto.

Imaginemos ahora que Jorge puede quitarse de algún capricho más y consigue ahorrar hasta 400 € al mes.

Haciendo cálculos de nuevo obtenemos lo siguiente:

Jorge se podría jubilar a los 44 años con una pensión vitalicia de 1850 €.

Vaya gozada!!!!

Cómprate un buen tupper y prepárate la comida en casa. El ocio a los 40 te está esperando.

Imagen: hombre comiendo frente al ordenador por EU social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *